Agenda Orgánica

Aquí las noticias fluyen

control solar
Datos

¿Cómo podemos proteger nuestros muebles de la luz solar y el polvo?

Los muebles que utilizamos en nuestro hogar tienen una importancia fundamental, no sólo en aspectos ornamentales o funcionales, también dicen mucho de cómo somos e incluso contribuyen a que fluya buena energía al interior de la casa. Por lo mismo nos preocupamos de que luzcan impecables, igual como el primer día que los adquirimos.

Sin embargo, como todas las cosas, los muebles sufren un severo deterioro a consecuencia del paso del tiempo, el uso excesivo o la exposición a los distintos elementos. En este sentido, el polvo y la luz solar aparecen como los más dañinos para su superficie, por lo mismo resulta útil saber de qué forma podemos frenar este impacto negativo.

Polvo eres…

No hay mucho que podamos hacer respecto al polvo, es decir, siempre está ahí, lo único que podemos hacer es controlar la cantidad de esta partícula que ingresa a nuestro hogar, manteniéndola a raya. Para eso, y aunque parezca obvio, es necesario realizar constantemente un aseo completo del inmueble, pasando por todas las habitaciones que lo componen.

Hay que considerar que el polvo se acumula sobre los muebles, afectando su superficie, por lo mismo, una solución recomendable es evitar la existencia de corrientes de aire en la casa, particularmente en las habitaciones donde hay más muebles y ventanas. El viento que ingresa puede levantar partículas de polvo y esparcirlas por todo el lugar, incluyendo las superficies de los muebles.

En el caso de los muebles que utilizamos afuera de nuestra casa, como en patios o jardines, se aconseja la instalación de pérgolas y toldos para reducir la cantidad de polvo que pueda caer sobre ellos, además de realizar una limpieza frecuente con lustramuebles y otros productos especiales que no sólo limpian las superficies, también las protegen del impacto negativo de los elementos.

Luz solar

El Sol hace posible la vida sobre la Tierra. Ni más ni menos. A él debemos nuestra sobrevivencia sobre el planeta, así que no podemos ser malagradecidos. Sin embargo, la luz solar tiene un efecto negativo sobre las cosas materiales, sobre todo en nuestros muebles, afectando su presentación y acortando su vida útil.

Hay varias medidas que podemos tomar para mermar el efecto de la luz solar sobre los muebles, una de ellas, quizás la más importante, es la correcta utilización de las cortinas. La elección de ellas va a depender de la habitación del hogar en la cual se encuentra el mueble y el número de ventanas que hay; un mayor número de ellas va a permitir que ingrese más luz solar.

La tecnología también puede sernos de ayuda, sobre todo gracias a la implementación de cortinas para el control solar, especiales e innovadoras, como las cortinas que filtran rayos UV que ofrecen marcas como Flexalum, las cuales están elaboradas de un material especial que protege a los muebles y tapices del efecto de los rayos solares. Así se pueden crear espacios elegantes con un total control del ingreso de la luz solar.

De esta forma, si queremos disfrutar nuestro hogar y los muebles que hemos escogido para adornarlo, debemos estar conscientes del efecto que en ellos puede causar el polvo y la luz del Sol. Afortunadamente, existen sencillas formas para reducir el impacto de los elementos y así alargar la vida útil de nuestros muebles.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *